Perspective Makers

Gestión de proyectos (parte 2 de 2)

Gestión de proyectos (parte 2 de 2)

Gestión de proyectos (parte 2 de 2)

(Ver parte 1)

Herramientas

Existen infinidad de herramientas para cada competencia que nos pueden ayudar en la gestión de proyectos, pero algunas de las más importantes a nivel de documentación y comunicación son:

administrativas, tecnológicas de ofimática, diseño y gestión de proyectos (MS Project), método AMFE y 8 Disciplinas, diagrama causa-efecto, flujograma, tablas de priorización de tareas, diagramas Pert y Gant, diagrama de contactos en árbol, fórmula de evaluación del valor añadido de Perspective Makers (único, primero, mejor, bueno para todos, vínculo emocional y sostenible); matriz de evaluación de Perspective Makers (forma, contenido, profundidad y alcance); técnicas de pensamiento creativo, planteamiento de escenarios e ideación de alternativas, toma de decisiones; Google, redes sociales, plataformas de transferencia de archivos (wetransfer,…); plataformas y programas de video conferencia (Skype, Webex,…); Apps móviles universales (Whatsapp,…) y específicas (propias de empresa),…

Elementos de competencia

Si consideramos la competencia en gestión de proyectos de forma amplia, valoraremos diferentes capacidades: por motivación del proyecto (percepción, adaptación, proposición, negociación, autoconocimiento, convicción…), por fase (inicio, planificación, realización, verificación, actuación y cierre), por herramientas (tecnológica, organización, comunicación, prevención y resolución de incidencias, evaluación y análisis, creación de valor, generación de ingresos, optimización de procesos, reducción de costes, gestión del tiempo, trabajo en equipo, manejo de emociones,…), y otras muchas. Si lo hacemos de forma más concreta y básica sobre gestión de proyectos valoraremos: creación de escenarios de futuro, organización y gestión de recursos, comunicación y creación de lazos y adaptación.

Actitudes

La actitud más adecuada podría ser definida con los siguientes adjetivos: organizada, eficaz, firme, previsora, abierta, creativa, flexible, activa, curiosa, colaborativa, receptiva, respetuosa, comprensiva, comprometida, valiente, etc.

 

Evaluación

A pesar de que existen diferentes formas de evaluación (según el autor, la finalidad, el campo y tiempo de evaluación, el evaluador, el formato, etc.) y que nosotros utilizamos en la práctica profesional diferentes cuestionarios (con 4 criterios, 10 preguntas y docenas de posibilidades) una forma sencilla de catalogar nuestro propio nivel de habilidad para la correcta gestión de procesos sería:

  • competencia ineficaz: nos negamos a adquirirla o estamos en proceso, no hemos desarrollado suficientemente algunos de los elementos de competencia o pecamos de exceso en los mismos, nos faltan recursos, fallan actitudes, etc.
  • Competencia eficaz: podemos llevar a cabo la labor de gestión de proyectos de forma autónoma y/o con la ayuda/supervisión que se estime oportuna.

 

Dinámicas de mejora

Dependiendo de diversos factores, como la metodología y precisión de evaluación escogida, propósito, nivel de partida (debilidades y fortalezas), aceptación, tiempo, compromiso y recursos para su desarrollo, así serán las actividades destinadas a la mejora de la competencia de gestión de proyectos de la persona o colectivo y del resto de competencias relacionadas.

La mayoría de dinámicas irán destinadas a ayudar a identificar elementos clave y situaciones relevantes, corregir debilidades, potenciar fortalezas, aportar y fijar conocimientos, habilidades y actitudes adecuadas con ejercicios sencillos de alto impacto, de diferente duración y carácter variable (general/específico), dependiendo de la actividad.

Conclusiones

  1. Aprender a gestionar proyectos de forma eficaz es una de las tareas más importantes y útiles de nuestra vida.
  2. El éxito de un proyecto depende de muchos elementos y conviene prestarles a todos la atención necesaria o todo podría fallar.
  3. Todo proyecto comienza con una fase de inicio, puede pasar en diferentes ocasiones por etapas de planificación, realización, verificación, actuación y al final debe concluir con una fase de cierre.
  4. Dado el amplio espectro de actividades presentes en un proyecto, existen infinidad de herramientas que nos ayudarán en la correcta gestión de los mismos.
  5. La competencia en gestión de proyectos, evidenciada por los logros resultantes de una trayectoria de correcta coordinación de conocimientos, competencias (profesionales y personales) y actitudes adecuadas marcará una diferencia fundamental en nuestro futuro.

 

Si estás interesado en saber más sobre alguna de las herramientas, la evaluación completa de esta competencia,etc. ponte en contacto con nosotros.