Perspective Makers

Gestión de proyectos (parte 1 de 2)

Gestión de proyectos (parte 1 de 2)

Gestión de proyectos (parte 1 de 2)

En este post queremos recordar los conocimientos más importantes sobre gestión de proyectos, su implicación como habilidad (para su uso no sólo en nuestra vida profesional, sino también en la personal), las actitudes más apropiadas y cómo la conjunción de las tres, dará lugar a los logros que evidencian la competencia como trayectoria a lo largo del tiempo, no como un hecho puntual.

Justificación del tema

Como ya adelanté en mi anterior artículo, debido a la situación actual de crisis global, cualquier actividad requiere cada vez más, no sólo demostrar una extensa lista de competencias, tanto personales como profesionales, sino que éstas sean diferenciales, para dotar a quien las pone en práctica de una cierta ventaja competitiva. Ante la perspectiva de un futuro incierto, es fundamental que las personas, las empresas y la sociedad en general lleven a cabo proyectos que les permitan prepararse y adaptarse a nuevas circunstancias en las mejores condiciones.

Además si la vida es nuestro proyecto más importante y existen herramientas de eficacia probada para llevarlo a cabo de forma más “sencilla”, controlada y con mejores expectativas de éxito, ¿por qué no usarlas?

Aplicaciones

Desarrollar proyectos tiene múltiples aplicaciones según, por ejemplo:

  • la faceta: personal y profesional;
  • los beneficiarios: uno mismo, departamento, empresa, sociedad;
  • la actividad: servicio, producto, proceso, etc.

Gestión de proyectos

Entendemos por “proyectoun esfuerzo limitado en el tiempo, secuenciado, en diferentes fases (inicio, planificación, realización, validación, actuación, y cierre del proceso) en el que se trabaja con numerosos elementos (tareas, plazos, responsables, costes, recursos, ubicaciones, etc.) todos ellos necesarios para conseguir con éxito un objetivo concreto y único (proceso, producto, servicio o resultado).

La “gestión de proyectos” es la aplicación de conocimientos, habilidades, metodologías y herramientas a las actividades de un proyecto para satisfacer los requisitos del mismo.

Motivaciones

Las 5 principales razones por las que una empresa lanza un proyecto son:

  • demanda del mercado,
  • necesidad de la organización,
  • solicitud del cliente,
  • avance tecnológico,
  • requisito legal.

Cuando son proyectos personales los motivos son similares:

  • circunstancias (entorno),
  • necesidad propia,
  • solicitud de un familiar / amigo,
  • cambios,
  • etc.

Aspectos esenciales

Para lograr los objetivos establecidos en un proyecto tenemos que gestionar con atención los siguientes puntos generales:

  • alcance,
  • profundidad,
  • forma,
  • contenido,
  • tareas,
  • relación entre ellas,
  • tiempo,
  • costes,
  • calidad,
  • recursos,
  • comunicación,
  • etc.

Y en detalle, considerando el business canvas original de Perspective Makers, debemos plantearnos:

  • misión,
  • valores,
  • objetivos,
  • legislación / normativa / requisitos del cliente,
  • ingresos,
  • gastos,
  • colaboradores,
  • clientes,
  • actividad / producto / servicio,
  • recursos,
  • procesos,
  • valor añadido,
  • riesgos y obstáculos,
  • tipos y vías de comunicación,
  • mensaje,
  • líneas de actuación,
  • otros proyectos,
  • visión,
  • otros.

Fases

El ciclo de mejora continua o ciclo de Deming, la gestión de operaciones comprende 4 fases:

  • planificar,
  • hacer,
  • verificar,
  • actuar.

En proyectos, se deben introducir una fase “de inicio” antes de “planificar” y otra “de cierre” al final del proyecto (independientemente de las veces que se haya pasado por las diferentes etapas del ciclo de Deming).

fases_proyecto

(Parte 2 – herramientas, elementos de competencia, evaluación, dinámicas de desarrollo, actitudes, conclusiones, etc.)

(disponible el próximo jueves)