Perspective Makers

Competencias profesionales, el factor diferencial definitivo

Competencias profesionales, el factor diferencial definitivo

Competencias profesionales, el factor diferencial definitivo

En este post queremos reivindicar la importancia de las competencias como factor diferencial clave para el presente y futuro de personas, empresas e incluso en general de la sociedad.

Vivimos en una época en la que tenemos acceso e incluso poseemos arsenales de herramientas, pero en vez de conocerlas bien, saber para qué usar cada una, depurar nuestra técnica, mejorarlas, mantenerlas, cuidarlas, transmitir su uso, etc. estamos inmersos en una vorágine en la que las “adquirimos”, se las mostramos “sin desenvolver” a todo nuestro entorno y luego las abandonamos en un lugar en el que nunca miraremos de nuevo, comentando cuando se nos pregunta por ellas que, por supuesto, las conocemos y las tenemos pero que al final no son para tanto.

Como fugaces modas empresariales, las competencias profesionales han sido engullidas y dejadas atrás, menospreciadas y lo que es peor, infrautilizadas. En un momento como éste (y con unas perspectivas de futuro tan inciertas en el que no se habla de otra cosa que la adaptación al cambio, ¿cómo creen que podremos hacerle frente, tanto los profesionales como las empresas, si no es con la ayuda de unas competencias superconectadas e hiperdesarrolladas?

En Perspective Makers creemos que debemos sacar el máximo provecho de cada herramienta, por humilde que parezca al principio (competencia en investigación y desarrollo), desarrollar todo su potencial llevándola más allá de lo que se ha hecho hasta ahora (competencia en innovación), para posteriormente empezar a utilizarla en otros ámbitos completamente nuevos (competencia en extrapolación sistémica). El universo de las competencias es quizás la caja de herramientas más grande que podamos utilizar. Nosotros la hemos encontrado llena de polvo, golpeada y oxidada en un oscuro rincón del garaje empresarial y la estamos poniendo a punto, para usarla más y mejor que cuando se compró.

A partir de ahora y con motivo del libro y del máster en competencias profesionales que estamos creando, iremos publicando mucho sobre el tema, tanto a nivel general como específicamente de algunas de ellas, pero es importante que aclaremos ya algunas de nuestras opiniones al respecto:

– Que nadie os engañe, la lista de competencias es enorme (nosotros hemos identificado y estamos desarrollando más de 100), no dejéis que os convenzan de que el trabajo en equipo y la gestión del tiempo son las más importantes, porque si bien es verdad que son fundamentales, a nivel de trabajo, al igual que el aseo personal, pronto se darán por supuesto y habrá que traerlas de casa, o no salir.

– Para considerar que una persona, empresa o colectivo son competentes en un aspecto concreto, si además de tener los conocimientos (saber hacer), tener la habilidad específica (poder hacer) y las actitudes apropiadas (querer hacer), demuestra la capacidad de conjunción de las tres en cada momento, que conllevará unos logros (haber hecho), evidenciando una trayectoria coherente de esa competencia (hacer siempre).

– La relación entre las competencias es tal, que el desarrollo óptimo de una de ellas es imposible si no conlleva el de otras muchas. Por ello la evaluación de una competencia concreta deberá tener en cuenta todas las demás, tanto si es de forma rápida e imprecisa, como si se hace con profundidad y precisión.

– Las competencias tienen múltiples aplicaciones según:

  • Faceta: personal y profesional.
  • Beneficiarios: uno mismo, familia, amigos, departamento, empresa, ciudad, región, país, sociedad, etc.
  • Actividad: servicio, producto, proceso, etc.

Dependiendo de diversos factores, como la metodología y precisión de evaluación escogida, propósito, nivel de partida (debilidades y fortalezas), aceptación, tiempo, compromiso y recursos para su desarrollo, así serán las actividades destinadas a la mejora de la competencia de la persona o colectivo.

resumen de competencia

Algunos consejos para ir desarrollando diferentes competencias:

  • Conocernos mejor a nosotros, a los demás, al entorno, otros tiempos y lugares, formas de pensar y actuar, etc. manteniendo una actitud abierta, activa, colaborativa, curiosa, reflexiva y comprensiva.
  • Ir profundizando y ampliando conocimientos constantemente, aunque a veces sea de forma desordenada, ya que posteriormente se podrá aportar la coherencia y consistencia que precise.
  • Adquirir y potenciar habilidades personales y profesionales, individuales y colectivas, para lograr un buen fin a través de buenos medios, en distintos plazos y el máximo efecto posible, número de beneficiarios y duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.