Perspective Makers

4B, la regla de oro para ser feliz y hacer feliz a los demás.

4B, la regla de oro para ser feliz y hacer feliz a los demás.

4B, la regla de oro para ser feliz y hacer feliz a los demás.

Seguramente todos estaréis pensando en la tarjeta de crédito y aunque puede que durante un tiempo eso diera la felicidad y aún parezca que la acerca, en esta ocasión, nos referimos a algo distinto, a una de esas cosas que puede que nos conviertan en mejores personas y mejores profesionales y quizás pudieran transformar una realidad que necesita un cambio profundo.

Las 4 B’s corresponden a cuatro acciones para con uno mismo y los demás:

  • Benevolencia: es desear el bien independientemente de tus intereses, si conoces a la persona o la causa, etc.
  • Benefidencia: es pensar bien de los demás, de lo que nos ocurre, etc. sin caer en pesimismos, manejos y malas intenciones.
  • Benedicencia: es contar la verdad, no hablar por detrás o decir cosas hirientes a la cara (hábito horrible de los mal entendidos y auto-denominados “sinceros”).
  • Beneficiencia: es hacer el bien a nosotros mismos, los que nos rodean e incluso los que no conocemos para construir un mundo mejor.

Esta regla de oro del comportamiento personal y profesional nos ayuda a evitar muchos de los errores que cometemos por acción u omisión en nuestro día a día y que luego se vuelven contra nosotros, además de propiciar en cientos de circunstancias que tengamos una vida más plena, desarrollándonos en el ámbito privado y público, creando por méritos favorables nuestros espacios propios y no rellenando hoyos oscuros que otros o nosotros mismos nos hemos cavado.

A veces la gente pregunta, ¿cómo puedo encontrar más fácilmente un trabajo que se adapte a mí?, ¿Cómo puedo integrarme en este grupo?, ¿Cómo puedo ascender en esta empresa?, ¿cómo puedo salir de esa situación?, etc. la respuesta es siempre la misma… con las 4B.

Pero siempre hay alguien que te da ejemplos de personas que han ascendido más en empresas hablando mal de los demás, atribuyéndose méritos de otros, guardándose sus ideas para que no se las robaran sus compañeros… y mi respuesta es sencilla ¿tú querrías estar ahí?, ¿Tú querrías convertirte en esa persona?, ¿Tú querrías una vida que quizás te devuelve en otras miles de facetas desgraciadas condenas en vez de premios aparentes por actuar así?… yo no.

Frente a mis argumentos siempre surge alguien que replica que en la vida muchas veces estás obligado a aguantar en situaciones de esas, porque quizás necesitas el dinero, no tienes otras opciones, etc. y yo les hago otra reflexión:

-si en el lugar en el que trabajas no estás a gusto, ¿harás bien tu trabajo?, probablemente no;

-si no lo haces demasiado bien, ¿cómo destacarás?, muy posiblemente no lo harás;

-si no destacas, ¿cómo evitarás que piensen que eres prescindible?, seguramente ya lo hagan;

-si la gente que tienes a tu alrededor tampoco te apoya porque nunca has desarrollado ese vínculo personal y profesional tan necesario con ellos, ¿cómo lograrás no ser tú el primero al que despidan?, puede que cuando las cosas no vayan mínimamente bien lo hagan y nadie de la cara por ti, por lo que el trabajo que tanto querías mantener, ha sido indefendible.

Después de una agonía como esa, ¿cómo conseguirás que algo de tu paso haya merecido la pena y te ayude a encontrar otro trabajo, proyecto, etc.? será difícil hacerlo, te habrás convertido en una persona tóxica, para los demás y para ti mismo, con lo que además de colocarte en una mala situación en el presente, destruyes tus perspectivas de futuro.

La solución vuelve a pasar por desintoxicarse a través de las 4B…

Aunque no será fácil,
¿no habría sido más efectivo y menos doloroso
haberlo hecho desde un principio?

One thought on “4B, la regla de oro para ser feliz y hacer feliz a los demás.

  1. Pingback: #HelpOthersFirst | Perspective Makers